22 de diciembre de 2014

¡¡Feliz Navidad!!


Un año más, ya ha llegado la Navidad.
Y no quiero dejar atrás la oportunidad de desearos a todas y todos que tengáis unas felices fiestas y magnífico año nuevo.
Disfrutad mucho de esta época con los vuestros. 
Sed muy felices y pasadlo bien.
Nos vemos pronto, pero ya será el año que viene!!

19 de diciembre de 2014

¡Fue el mayordomo!

Cuando terminé el cuadro de las gaviotas, llegó el momento de empezar el nuevo proyecto, pero me daba una pereza... ¡y es que siempre se me van los ojos detrás de trabajos de gran tamaño!
Así que para ejercitar la aguja recordé que había visto un marcapáginas que me gustó mucho y pensé que era el momento perfecto para hacerlo: un trabajo pequeño y fácil.
Al final no fue uno solo, fueron dos. Si habéis estado por aquí anteriormente, sabréis que me gusta mucho leer y me encantan, entre otros muchos, los libros de misterio y suspense. Estos dos marcapáginas tratan sobre dos tópicos de la novela negra...
... el detective con su gabardina gris de noche y a la luz de una farola...


... y el asesino siempre es el mayordomo!! (Creo que no se aprecia mucho en la foto pero lo que tiene en la bandeja es una bomba).

17 de diciembre de 2014

EH!! QUE EN AWESOME NEEDLES HABLAN DE MI BLOG

Pues sí, tal como dice el título, hoy en Awesome needles hablan de mi blog. ¡Qué ilusión!


Desde hace un tiempo, todos los miércoles Awesome Needles se convierte en un punto de encuentro y dedica una entrada para presentar y hablar sobre un blog y así poder conocer y ser conocidos por otros bloggers. Es un blog muy consolidado y con muchos seguidores y es una oportunidad muy generosa.
Hoy me toca a mí, pero si os interesa la propuesta sigue abierta: podéis pasaros por allí, conocer el blog y las maravillas que hace y de paso apuntaros!! Más información aquí.

12 de diciembre de 2014

Bolas de navidad

Aquí está otro resultado de mi fiebre amigurumi. En realidad, lo que quería hacer era la bola redonda que suele ser la base de los muñecos, pero después de un par de prácticas que jamás tendrán foto... salieron estas dos relativamente aceptables.
Como eran restos de lana, solo pude hacer las bolitas y se me ocurrió que poniéndoles un enganche y unos pequeños adornos podría reutilizarse esta navidad para colgar en el árbol.

9 de diciembre de 2014

Comecocos fantasma

Estos muñequitos los hice ya algún tiempo cuando me dio la fiebre amigurumi. Seguro que conocéis esas ganas intensas que a veces surgen relacionadas con determinada labor que duran unos días o semanas... o toda la vida, dependiendo de la persona...
Dependiendo de la labor, las mías van y viene según sople el viento. Así que de aquellos días tengo algunas cositas que tejí entonces pero que todavía no he publicado.
Hoy le toca el turno a estos dos fantasmas del comecocos que hice al encontrar este tutorial tan bien explicado. La verdad es que fue mucho más sencillo de lo que esperaba hacerlos y quedaron bien, a la primera!!

5 de diciembre de 2014

Premios

Hoy no tenía pensado publicar nada porque llevo una temporada bastante vaga y tengo pendientes preparar las entradas para poder enseñaros las cositas que hice. Si consigo terminarlas a tiempo la semana que viene prometo dos entradas ganchilleras!!
Sin embargo a lo largo de la semana me han llegado dos correos avisándome de que ¡me han concedido dos premios! Y obviamente eso se merece una entrada por todo lo alto. Siempre es una alegría cuando eso sucede.
La primera fue Kuki del blog Mi txoco de labores, concediéndome el Premio Dardos. Este premio reconoce la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de mantener un blog y su importancia está en recibirlo de parte de otros bloggers que conocen el esfuerzo que esto representa. ¡Muchas gracias, Kuki!

Las segundas fueron Betty y Consuelo de Os bordados da Bolboreta, que casualmente conocí a través del blog de Kuki. Fui a visitarlas y me quedé como su seguidora porque tienen un blog precioso con unas labores maravillosas. 
Así que aprovecho para recordaros que si no conocéis estos dos blogs le hagáis una visita. estoy segura de que os encantarán.  


Normalmente este tipo de premios tiene unas condiciones que yo suelo saltarme a la torera. Hoy no va a ser distinto. Así que primero de todo agradecer que me los hayan concedido y segundo los dejo abiertos para todos aquellos que se los quieran llevar porque si tienes un blog te lo mereces!!

2 de diciembre de 2014

Tutorial: estuche organizador de agujas

Ya había hecho uno, pero como mi familia de agujas para ganchillo no deja de crecer, necesitaba uno específico solo para ellas. Además, desde la última vez, mi colección de telas también ha aumentado y quería hacer algo más bonito... Así me di cuenta de que tener, tengo muchas telas, ahora que combinen bien las unas con las otras es una tarea pendiente para la próxima vez que compre.
Después de una tarde entera, decidiendo qué telas usar, me puse a buscar un tutorial que me guiase a la hora de hacer el estuche y encontré muchos y muy variados, así que tomando ideas de uno y de otros me puse hacer el mío y ya de paso fui haciendo fotos del proceso para hacer un tutorial por si puede servirle a alguien en la misma situación.

Materiales que usé:
 - Dos trozos de tela para el cuerpo + otro trozo de entretela. En mi caso, medían 35 cm ancho x 18 cm alto.
- Dos trozos de tela para la solapa + trozo de entretela. 35 cm x 10 cm
- 1 trozo de tela para el bolsillo, 35 cm x 20 cm, que usaremos doblado a la mitad.
- Bies, aprox 2 metros. Yo la hice con resto de tela que había en casa y el bies me salió de dos colores...
- Cinta para el cierre.

Para hacerlo:
1- Preparar las telas, pegando las entretelas.
2- Doblamos la tela del bolsillo a la mitad y empezamos cosiendo el bies a la parte superior.
3- Colocamos el bolsillo sobre la tela del cuerpo que será el interior. Marcamos y cosemos los compartimentos donde irán las agujas. La medida puede variar según las agujas, las mías son sencillas así que puse unos 2,5 cm excepto en alguno de los huecos que quedaron más pequeños para las más delgadas.
4. Colocamos la pieza anterior sobre la otra tela del cuerpo y vamos a colocar el bies en tres de los lados, excepto el superior. Lo mismo con la solapa, dejando sin colocar el lado por el que luego se van a unir.  Pero antes de pasar a coser, tenemos que colocar la cinta que será nuestro cierre.
5. Para la cinta, localizamos en uno de los laterales, yo usé el derecho, la mitad. Ahí introducimos el borde de la cinta.
Después, ya podemos coser el bies a la tela, de forma que la costura pasará por encima de la cinta, el bies y la tela en ese lado, cosiéndolo todo.
Cuando ya esté cosido, nos falta un paso más, echamos la cinta hacia fuera y, por donde veis el alfiler en la foto, pasamos otra costura, a mano o a máquina, para que de esa forma cuando atemos el estuche haga tope en esa costura y se abra la tela, haciendo feo.
6. Para terminar, solo hay que colocar la solapa sobre el cuerpo y terminar de coser el bies en el lado que falta. Listo!!
Por fuera
Por dentro
Doblado

28 de noviembre de 2014

Ordenando, o al menos intentándolo II, 2º parte

Como os decía el martes, intenté organizar mis fulares. Mi primer intento, no fue muy mala idea, al menos eso creo, pero era poco resistente para el uso diario. Sin embargo encontré un tutorial que fue mi gran inspiración para conseguir lo que quería: poder ordenarlo con facilidad y que no se rompiera a la primera de cambio. De hecho, ahora que he conseguido terminarlo a mi gusto, aparecen tutoriales como setas, sin embargo, cuando quería encontrarlo no había manera...
Os hago un pequeño resumen de como lo he hecho yo:
  • Necesité una percha de madera, unas alcayatas cerradas y unas anillas de cortina de ducha, si pueden cerrarse mejor, porque así evitaremos que se enganchen las prendas. 

  • El siguiente paso fue dividir y marcar los lugares donde iba a ir cada alcayata. En mi percha, coloqué ocho, con un separación suficiente para que no se tocasen entre ellas. 


  •  En el tutorial al que os enlazo, se usó un aparatejo para hacer los agujeros. En casa también lo tenemos, pero yo no me aclaré con él. Así que fui a lo bruto y con un clavo de un tamaño parecido al grosor de la alcayata y un martillo, fui clavando solo un poco, lo suficiente para hacer un agujero y luego fui atornillando las clavijas, primero con los dedos únicamente para posicionarlo y luego metiendo un destornillador por el agujero de la alcayata para poder atornillarlo con fuerza hasta ajustarlo.

Y aquí el resultado, que es muy parecido al anterior pero mucho más resistente. ¡¡Ahora sí que no hay excusa para tener todos mis pañuelos bien ordenados!!

25 de noviembre de 2014

Ordenando o al menos intentándolo II, 1º parte

Reconozco que soy bastante desordenada y a veces mis cosas simplemente están ahí, desperdigadas por toda la casa, hasta que un día, de repente y sin aviso, me molestan y necesito ordenarlas. Es un estado que me dura poco tiempo pero de vez en cuando hace su aparición.
La última vez, fueron los cables y los cargadores y no pude parar hasta que hice este organizador.
Un tiempo más tarde fueron los fulares, los pañuelos, las bufandas o como queráis llamarlo. Tengo bastantes y hasta hace poco las tenía apiladas en un montón. Como seguramente ya adivináis, siempre me decidía por la que estaba abajo del todo con lo cual el montón no se quedaba ordenado mucho tiempo.
¡Tenía que haber una forma de ordenarlo mejor! En una tienda de accesorios encontré un colgador de fulares, era de metal y básicamente eran varios círculos pegados entre sí para meter los pañuelos. Parecía algo fácil de imitar con cosas que tenía en casa.
En cuanto pude, reuní los materiales que iba a necesitar...
.... y salió algo así...

 ... no muy bonito, pero bastante práctico...
A pesar de ser cartón, como cada uno de los fulares por separado no pesa mucho, se sostienen bastante bien. Lo malo es que cuando los quieres quitar de la percha hay que hacerlo con cuidado, porque si tiras del pañuelo con fuerza puedes desmontarlo todo.
Reconozco que el invento lo hice deprisa y corriendo y sin consultar. Si hubiera hecho una búsqueda por internet hubiera encontrado ideas más interesantes, como finalmente ocurrió un poco más tarde.
Os lo cuento viernes porque esto se ha alargado mucho!!

18 de noviembre de 2014

Cesta cuadrada de trapillo

El trapillo es un material con el que me gusta trabajar.
Con la enorme suerte de que se hizo popular y eso significó poderlo encontrar a precios económicos en los chinos, me hice con varias madejas. Así pude comprobar que, con la aguja del tamaño adecuado es una delicia trabajar con él: es grande, se ve bien donde está el agujero donde toca hacer el punto y no tiene pelitos que se enganchen con lo que vas avanzando con fluidez.

En fin, que en un arranque de inspiración me puse a hacer otra cesta. No la necesitaba realmente pero siempre viene bien. Para variar de la última vez lo hice con un fondo cuadrado, bueno, más bien rectangular, y luego simplemente fui tejiendo en redondo hacia arriba.

Sin embargo, últimamente estoy algo atascada porque no se me ocurren labores para hacer con él. No me entendáis mal, sé que se pueden hacer un montón de cosas y gracias a que poco a poco voy entendiendo Pinterest veo miles de posibilidades pero ninguna de ellas me atrae. Por ejemplo no quiero un bolso de este material porque no lo usaría, ni un colgante, ya tengo una alfombra, ...
De momento dejaré las madejas aparcadas y con un poco de suerte encontraré algo para hacer con ellas!!

14 de noviembre de 2014

Susan Hill

Las ideas preconcebidas no son buenas. No lo son en general y tampoco si hablamos de libros. Sobre todo cuando hacen que saques conclusiones o que esperes cosas equivocadas.
Este verano al ordenar una estantería encontré dos libros que había leído hace unos años y no me habían gustado nada. Al releer el argumento y alguna de las páginas tuve que reconocer que la culpa fue solo mía porque me monté yo misma la historia en mi cabeza en vez de esperar a ver qué contaba la autora.
Me presentaban un personaje masculino atractivo y misterioso y una protagonista nueva en la ciudad que cae enamorada de él a primera vista y no pude dejar de esperar en cada página, además de la historia de suspense, el típico romance que aparecen en los otros tipos de libros que me gustan. Pero nada más lejos de la realidad: este no es un libro de romance. Ni un poquito. Es una novela de suspense un tanto agridulce donde no todo sale bien ni como esperas.
Aproveché para releerla y me encontré con una buena historia donde diferentes situaciones aparentemente sin relación acaban convergiendo hacia el final. No es el tipo de libro que prefiero leer a día de hoy pero aún así no he querido dejar de comentaros esta serie por que quizás os pueda interesar.

Susan Hill: Serie Simon Serrailler
Libro 1: Las distintas guaridas de los hombres
 Primera entrega de la serie protagonizada por el comisario Simon Serrailler. Una mujer solitaria se esfuma en medio de la niebla en Lafferton, un pequeño pueblo inglés. La policía del pueblo no le da importancia, pero la joven sargento de detectives Freya Graffham, recién llegada de Londres y a las órdenes del inspector Serrailler, no se resigna a archivar el caso, sobre todo después de encontrar entre las pertenencias de la desaparecida una nota y un caro juego de gemelos.
La excelente evocación de la atmósfera del mal y la aguda caracterización psicológica explica la calurosa acogida que esta novela ha tenido en Gran Bretaña tanto entre la crítica como entre los lectores.
n cada página, además de la historia de suspense, el típico romance que aparecen en los otros tipos de libros que me gustan. Pero nada más lejos de la realidad: este no es un libro de romance.  Ni un poquito.  Es una novela de suspense un tanto agridulce donde no todo sale bien ni como esperas.

Libro 2: Los puros de corazón
La inesperada desaparición de David, un niño de apenas nueve años, hace que la ciudad de Lafferton recuerde sus peores pesadillas ("Las distintas guaridas de los hombres"). Es evidente desde el momento que David ha sido raptado a primera hora de la mañana a la puerta de su casa, pero no tardan en circular las más funestas hipótesis acerca de los motivos y propósitos de quien haya llevado a cabo tal delito, que poco a poco parece estar extrañamente vinculado con el robo y contrabando de coches de gama alta.
La autora crea unos personajes perfectamente creíbles (de los que el lector siempre está deseoso de saber más) y unas relaciones entre ellos, sin dejar cabos sueltos, que nos ayudarán, o no, a resolver la intriga, pero que en cualquier caso no nos dejarán indiferentes.
Susan Hill despliega ante los ojos del lector todo un mundo rural del que aporta todos los matices y diversidad, para someterlos a continuación a una trágica y radical transformación por efecto del crimen.

Otros libros de la serie traducidos hasta ahora:
Libro 3: El peligro de la oscuridad
Libro 4: Voto de silencio

11 de noviembre de 2014

Funda para móvil

Móvil nuevo, tan bonito, tan delgadito, tan presente todavía lo que has tenido que pagar por él... En fin, que lo que más quieres es tenerlo protegido. Necesitábamos una funda. Mi hermana me pidió que le hiciera una y me puse manos a la obra. Salió así:
Hasta yo me quedé contenta, me parecía sencilla, elegante y el botoncito de adorno le daba un toque de color, pero... Sí hubo un pero: la hice tan justa que el móvil entraba con dificultad.
En fin, segundo intento: no me quedó tan elegante pero el teléfono entra con holgura y es blandita y acolchada para que esté bien protegido. Además, aproveché para cambiar el método de cierre y le puse velcro. No es tan bonita pero es más funcional. ¡Sorprendentemente a mi hermana le encantó!
 

7 de noviembre de 2014

Ordenando, o al menos intentándolo...

El cable del móvil, el de la cámara, el del libro electrónico, cargadores varios de chismes diversos que ni sabía que estaban ahí... lo tenía todo en una caja y cada vez que iba a coger uno, se enganchaban los unos con los otros, se caía todo y era un lío. ¡¡Necesitaba un organizador ya!!
Estuve buscando inspiración donde siempre, Internet, encontré muchas opciones y muy interesantes, pero con mi nuevo gusto por la costura, me decidí hacer uno sencillo de tela.
Tengo una estantería de metal así que lo diseñé tomando como referencia la medida de uno de los laterales para luego colgarlo ahí aprovechando que tiene unos agujeros.
Sabiendo la medidas fue muy sencillo cortar dos trozos grandes de tela y entretela y sobre ellos ver las medidas más convenientes para los bolsillos. Marcar donde iba a ir cada uno y empezar a coser.
Rematar los bordes con un bies, añadir los botones para luego colgarlo y, de paso, usar alguno de esos botones deparejados que siempre guardamos para adornar y listo!!
Y aquí está mi nuevo organizador haciendo lo suyo: tener bien ordenados los cables más usados. Porque al final no caben todos los que son, pero al menos los que hay son los que más necesito.

4 de noviembre de 2014

Amigurimi de otoño

Hoy os traigo a estos dos bichitos, que ya les tocaba ser presentados en sociedad. En el foro Bordando Juntos, se propusieron otros dos amigurimis para el otoño y yo elegí hacer el búho.
Los bauticé Franky, el grandote y Freddie, el pequeñín, porque al principio me parecían un poco monstruosos, pero ahora, con el tiempo, les he he cogido cariño y me parecen muy simpáticos.
La verdad es que le estoy cogiendo gustillo a esto de hacer muñequitos y ya he hecho unos cuantos muy facilitos que os enseñaré en breve. Ya me han advertido en varias ocasiones que esto engancha y de momento creo que tienen razón!!

28 de octubre de 2014

Fantasma de Halloween

Es inevitable cuando nos acercamos a fiestas señaladas que no veamos en todas partes trabajos relacionados con ellas y debo reconocer que todo los motivos asociados a Halloween me gustan: las brujas, los fantasmas, etc. Así que cuando vi un patrón para hacer un fantasma, me lancé de cabeza a hacerlo porque, además, parecía sencillo. He seguido este tutorial.
Aquí os presento a mi fantasmita. ¿A que no da nada de miedo? De hecho es muy travieso, le he pillado flotando en la noche, haciendo trastadas...

24 de octubre de 2014

Manta de grannies

Me encantan las labores con los cuadraditos de la abuela, sobre todo las mantas. Hay algunas que son preciosas. No me había planteado hacer ninguna hasta que mi hermana me comentó que estaba aburrida y no sabía qué hacer. Esto es malo, muy malo, tanto para ella como para mí porque cuando nos aburrimos nos da por comer y no precisamente cosas sanas.
Así que le propuse hacerme una mantita, otra mantita en realidad. Tengo una que uso para taparme las piernas cuando estoy en el sofá que hice con restos de lana que había por casa. Es muy calentita pero los colores no combinan para nada... je, je, no esperéis foto que no habrá!!
Le pareció buena idea y se puso manos a la obra. Enseguida la acabó, tan deprisa que todavía no le había dado tiempo a que llegara el frío. Pero creo que en breve nos la vamos a rifar para poder usarla!!

21 de octubre de 2014

Funda para la máquina de coser

Desde hace un tiempo uso la máquina nueva de mi hermana porque la vieja decidió dejar de colaborar conmigo. Por eso, mi hermana la ha dejado permanente montada en vez de guardada en su caja como estaba antes. Eso implicó que yo decidiese que necesitaba una funda nueva porque la que estaba usando era muy fea.
Tenía la tela perfecta para ella. Una que compré por internet y que, aunque no era lo que esperaba, fue una sorpresa muy agradable: yo creía que iba a ser guata forrada por solo uno de los lados, pero al final era guata forrada por los dos lados, así que me ahorró elegir tela para el otro.
Pensé que hacer una funda para la máquina iba a ser muy sencillo: tomar medidas de la máquina, cortar un trozo grande de tela y dos pequeños para los laterales y coserlo todo junto. Fácil, ¿no?
Y cierto que difícil no fue, pero hacer que las esquinas quedasen bien, fue un poco laborioso. Le di vueltas y más vueltas...
 ... aunque al final pude coserlo todo junto. Sólo fue necesario rematar con un bies y funda floreada nueva!!

17 de octubre de 2014

Jasper Fforde: El caso de Jane Eyre

Últimamente me ha costado mucho empezar libros con personajes nuevos. Así que me he dedicado a releer o a continuar con protagonistas ya conocidos. Por eso me encantan las series: mismos personajes pero nuevas historias.
Este libro lo leí hace ya un tiempo, pero en aquel entonces tenía la cabeza en otra parte y apenas pude disfrutarlo. Merecía una segunda oportunidad, además de que al ser el primero de una serie era la forma de volver a retomar al personaje principal, Thursday Next, y su entorno. 
Es un libro raro de definir: tiene elementos fantásticos, personajes increíbles, mucho sentido del humor entre lo irónico y lo absurdo,  juegos constantes con referencias al mundo literario, … En esta primera novela con una obra en concreto Jayne Eyre, que le leído varias veces y siempre me ha encantado.
Solamente os puedo decir que no quedé decepcionada y en breve empezaré el siguiente de la serie. Mientras tanto estoy leyendo ya Grandes esperanzas de Charles Dickens que va a ser la obra de referencia del siguiente libro. 
Jasper Fforde: Serie Thursday Next
Libro 1: El caso de Jane Eyre
En el mundo de Thursday Next la literatura es casi como una religión. Se ha creado una brigada especial que se ocupa de asuntos tan esenciales como perseguir los plagios, descubrir al verdadero autor de las obras de Shakespeare o detener a los vendedores de falsos manuscritos. Pero ser detective literaria teniendo a un padre cronopolicía y a un tío capaz de las más locas invenciones no siempre es una ayuda. Y aún menos cuando Jane Eyre, la famosa heroína de Charlotte Brontë, es secuestrada por Acheron Hades, antiguo profesor de la detective Thursday Next y moderna encarnación del mal absoluto... Como bien se dice en esta novela: «Las barreras entre la realidad y la ficción son más porosas de lo que creemos.» Un verdadero libro de culto.

14 de octubre de 2014

Terminado!!

Sigo dosificando las entradas. Voy poco a poco enseñando lo que hice en verano, mezclando también lo que voy haciendo ahora y es que va a llegar un momento en que ya no tenga nada que mostrar!! Entre que cada vez tengo menos tiempo y que las ganas tampoco acompañan, esto es un desastre!! Je, je, espero que pronto se pase.
Mientras tanto os cuento que no me puedo quejar, este verano pude acabar las dos labores que tenía pendientes. La primera, ya os la enseñé fue el tapete en hardanger. La otra es esta.
El cuadro de las gaviotas lo tenía casi terminado cuando os lo mostré la última vez, faltaba perfilar alguno de los motivos. Y como es la parte que menos me gusta lo fui aparcando hasta que por fin me puse a ello y lo terminé!!
Os dejo algunos fotos con los detalles. Las hice justo al acabar así que todavía se ven las marcas del boli y las arrugas antes de planchar. Je, je, con la emoción no me di cuenta...

10 de octubre de 2014

Pijama azul

Este verano aproveché para ir de compras a mi tienda de telas habitual y entre otras cosas, encontré unos retales de tela de camiseta. Nunca había probado a coser con ellas, así que me traje dos.
Había leído las dificultades que este tipo de tela tenía para coser pero, igualmente, me puse manos a la obra.
Pensé en hacer un pijama, ya sabéis mi afición de convertir todo lo que no sirve en pijama así que por una vez ya lo hice a propósito, je,je. Tenía ya la ligera sospecha de que quizá el resultado fuera un poco desatroso...
El color azul es precioso, me encanta. Cómodo, no, comodísimo. Ahora bonito, lo que se dice bonito y bien acabado, pues, en fín, eso no lo conseguí. Je, je pero yo os lo enseño igual porque no tengo vergüenza y es 100% hecho por mí.
Y finalmente he llegado a una conclusión: lo de la ropa no es lo mío. Me gusta coser pero me falta práctica, así que a partir de ahora me dedicaré a coser otro tipo de labores y puede que más adelante vuelva a intentarlo.

7 de octubre de 2014

Amigurimi de verano o mi primer amigurimi

Llevo mucho tiempo viendo por todas partes amigurimis y siempre me han encantado esos bichitos tan dulces y simpáticos, pero nunca me había atrevido a hacer uno. Hasta ahora.
Se propuso en el Foro Bordando Juntos: dos amigurimis por estación. Este verano podíamos elegir entre hacer un helado o una maceta con flores. No pude decir que no.
La verdad es que tuve que hacer y deshacer en varias ocasiones porque me salían puntos de no sé donde, pero finalmente aquí está mi macetita.
Voy con un poco de retraso con las entradas, en realidad bastante retraso porque a estas alturas ya tengo los amigurimis de otoño que espero poder enseñaros en breve.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...