27 de noviembre de 2015

Funda para el ordenador

No me atreví a hacer esta funda directamente porque era un trabajo un poco más complicado de lo que suelo hacer. Pero, después de practicar con mi bolso-prueba para quitar el miedo, me puse manos a la obra!!
Tenía muy clara cual era la tela que iba a usar en el exterior: esta simpática loneta de buhitos. Me gustó tanto que me compré un metro de ella. Así que seguro que la usaré para hacer muchas otras cosas.


Encontré un tutorial magnífico que me ayudó mucho. Está en inglés, pero os dejo los enlaces igualmente por si os pueden interesar: aquí aquí para hacer la funda y aquí para las asas redonditas que tanto me gustan.


Esta vez no hay fotos del interior. La verdad es que seguí el tutorial al pie de la letra y este deja las costuras a la vista. No han quedado muy elegantes pero como es para mí no es algo muy importante. La verdad es que me he quedado muy contenta con el resultado!!


24 de noviembre de 2015

En busca de la receta perfecta

Durante casi toda mi vida, he seguido las recetas a mi manera. Es decir, nunca he respetado cantidades, por eso a veces salían bien y otras veces, no salían exactamente como debía ser.
Desde hace unos meses, tengo una báscula digital, de esas que pesan hasta el último gramo. Así que pensé en probar en seguir las recetas fielmente para comprobar si mejoraba el resultado.
Un par de intentos después os puedo decir el cuál es ese resultado: a veces salen bien y otras veces, no salen exactamente como deberían.
Me he quedado como estaba!! Eso sí, me lo estoy pasando pipa experimentando. Os enseño alguna de mis últimas "creaciones".

Empecé con unos prometedores Muffins de moca. La receta la encontré aquí. Estaban muy ricos, pero me salieron muy tímidos y apenas sacaron la cabeza por encima del molde.


Después encontré esta receta de magdalenas caseras. Al ver la foto pensé que le habían puesto el gorro de David el gnomo de lo altas que habían salido y dije ¡yo también quiero!
Pero, claro, no siempre sale bien a la primera...


... ni a la segunda!!


Muy ricas, eso sí. Apenas me dio tiempo de hacer las fotos antes de que todo el mundo se prestara voluntario para probarlas. 

Visto que las magdalenas no son lo mío, decidí cambiar de postre y probar con un roscón de manteca
Donde yo vivo, este dulce es muy versátil. Sirve acompañar el desayuno, la merienda o el postre. No importa la época del año, un roscón siempre encaja. 



A mí me encanta, pero no los hago muy a menudo porque requieren mucho tiempo y paciencia. Hay que amasar y luego esperar horas y horas hasta que la masa suba. Yo me desespero porque la masa nunca sube. En estos, no fue diferente. Esperé 5 horas y la masa ni se inmutó. Metí mis trenzas flacuchas en el horno y, de repente, empezaron a crecer de forma alarmante. Tanto que pensé que no cabrían.
Al final, me salieron bastante bien. ¡Volveré a probar seguro!

Os dejo algunas recetas por si queréis probar. Yo hice un mix cogiendo un poco de unas y un poco de otras: Mi rincón más dulce, Kanela y limón, La cocina de mi abuelo, Con las manos en la tarta.

20 de noviembre de 2015

Cuadrados

Era el momento de probar algo nuevo. Pero como todo lo nuevo, había muchas posibilidades de que no saliera bien a la primera y no tenía ganas de destrozar ninguna tela bonita.
Después de leer esta entrada del blog Unas gotas de Rocío, de repente, llegó la inspiración: cuadrados de patchwork!!
Intentar hacer el bolso, como ella explica, quizás era demasiado, pero tenía algunos retales de vaqueros de diferentes colores y tamaños. Podía probar con los cuadraditos, si salían mal, no me iba a doler perder la tela...


Con mucha paciencia, empezó a crecer el montón de cuadraditos. ¡Tenían que ser todos iguales!


Después empecé a coser unos con otros para formar tiras. Luego tocó, coser las tiras entre ellas... ¡Qué miedo! Las costuras tenían que coincidir exactas para que quedara bien. Alfileres por todas partes...


Si os digo la verdad, no está muy exacto si se ve de cerca. Ahora, desde una distancia prudencial, hasta yo misma me quedé sorprendida de lo bien que queda después de plancharlo. 


No sé que haré con el resultado... ¡Seguiremos informando si al final sale algo!

Antes de acabar, quiero agradecer a Rosss, del blog Las pequeñas creaciones de Rosss que me concediera este premio. No dejéis de visitarla si no la conocéis!!

13 de noviembre de 2015

Bolso por casualidad

Últimamente prefiero coser a hacer otras labores. Ya he empezado a enseñaros mi nueva etapa costurera en las últimas entradas. Os adelanto que todavía quedan más.
Después de hacer la funda para la tablet, llegó la hora de elegir un nuevo proyecto. Y resulta que mis ojos se encontraron con un ordenador que ¡¡no tenía funda!! Eso era algo que no podía permitir!!
Pronto encontré un tutorial que me encantó pero me parecía algo más complejo de lo que estoy acostumbrada, sobre todo porque tenía cremallera.
Así que busqué en mi montoncito de telas recicladas y me puse a practicar.
Esto es lo que salió:


Es curioso, pero cuando no te importa lo que va a salir, te da igual que las puntadas vayan derechas o torcidas, que la cremallera solo quede cosida por un lado o que las asas vayas a alturas diferentes, vas y haces un bolso que hasta es bonito!!


Recordé que hacía poco había visto un tutorial para poner un bolsillo con cremallera. Ya puestos a improvisar, también se lo añadí a mi bolso-prueba. 
Podéis ver también las asas redonditas que tendrá la funda y que practiqué aquí también. 


Por dentro no me esmeré mucho. Solo hice el forro y le añadí un par de bolsillos cosidos a la tela. 
La cremallera de arriba, la forré y la cosí  al final cuando ya estaba todo hecho. Por eso solo fui capaz de coser los laterales largos y los lados pequeños van sueltos. 


Después de hacer esto, ya me sentí preparada para ponerme con la funda del ordenador. Tengo que preparar las fotos y os la enseñaré pronto!!

6 de noviembre de 2015

Neceser con boquilla

Tenía una boquilla de un monedero viejo que no sabía cómo usar porque no tenía agujeritos para coser en la tela.
Un día, encontré este tutorial en el blog Momentos de costura y me gustó  mucho la forma de colocar la boquilla. La ponía de una forma diferente que daba más amplitud al resultado final.
El tamaño de la que tenía en casa era perfecta para hacer un neceser, así que me puse manos a la obra y esto es lo que salió.


Lo hice bastante grande y no se sostiene erguido cuando lo pongo de pie. En la foto de abajo, ya se aprecia el gran tamaño que tiene por dentro.


Como os decía, la boquilla no tenía agujeros para coser tuve que colocarla con un poco de presión.
La costura junto con la ondulina entraban justitas en el el espacio de la boquilla. Luego solo fue cuestión de apretar con unas tenazas para que no se suelte. De hecho, tanto apreté que se notan las marcas, pero estoy segura de que no se soltará fácilmente!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...